lunes, 29 de mayo de 2017

Capítulo 15: La Suma Inquisidora de Hogwarts

En el capítulo quince de Harry Potter y la Orden del Fénix, la semana empieza fuerte con la revelación del nuevo puesto de Umbridge, escalando las cosas hasta que Harry recibe una sorprendente petición.

Comienza la segunda semana de curso, y lo hace con un nuevo puesto para Umbridge: Suma Inquisidora de Hogwarts. Si no bastaba con arruinar las clases de Defensa contra las Artes Oscuras, ahora podrá despedir a los profesores a los que considere incapaces de dar su clase, según su criterio, por supuesto. Lástima que nadie vaya a evaluar sus clases. Está claro que el Ministerio ya no se corta en sus intentos de inmiscuirse en Hogwarts.

Aunque la posibilidad de que Umbridge despida a profesores da bastante miedo, por suerte la realidad es otra, y aparte de Trelawney y Hagrid (la primera por pura incompetencia, el segundo por dejarse llevar demasiado por sus gustos, más allá de que Umbridge tenga prejuicios), los demás profesores pasan sin problemas, incluso McGonagall, que no se molesta en esconder su disgusto por Umbridge. Hasta Binns pasa, y no es el profesor más competente del mundo.

Aun con la perspectiva de tener clases supervisadas, la semana no empieza tan mal. La clase de Pociones va bastante bien para Harry, más allá del suspenso en el trabajo que ya se esperaba, y en Adivinación queda patente que Trelawney lo tiene difícil para superar la prueba.

Tengo que decir que no creo que Trelawney sea tan mal profesora, la asignatura en sí tendría que darse como lo hace ella, el problema es su dramatismo excesivo para cubrir que no tiene el don de la adivinación. No sé si es necesario que el profesor de Adivinación tenga que ser adivino para dar la clase, pero Trelawney se beneficiaría de un periodo de prueba por lo menos.

Más allá de una clase desastrosa más de Defensa que acaba con una semana extra de castigo para Harry (aunque esta vez fue Hermione quien empezó, y habría estado bien que ella lo hubiese reconocido), la semana prosigue igual, con pruebas positivas para McGonagall y Grubbly-Plank.

La primera demuestra que la competencia y la seriedad superan cualquier intento de desacreditación, y es la mejor muestra de cómo enfrentarse a Umbridge, dejándola sin argumentos. La segunda es un poco distinta, pues aunque Umbridge no está muy convencida del apoyo de Plank hacia​ Dumbledore, es sin duda competente, y sobre todo en comparación con Hagrid, a quien ya tiene en su punto de mira por ser un semigigante, e incluso sin estar él presente ya busca formas de desacreditarle.

Hay que reconocer que esta vez Harry lo está llevando todo muy bien (como comenté, en la clase de Defensa fue Hermione quien empezó, Harry estaba dispuesto a ignorarla), y por eso su charla a sus amigos al final del capítulo no resulta tan quejica como la de Grimmauld Place.

La idea de Hermione de que Harry dé clases de Defensa es buena, y de entre los alumnos Harry es quien mejor podría hacerlo, no sólo porque sepa usar los conjuros, sino porque se ha visto en las situaciones en las que son necesarios.

La gracia de la charla de Harry es que no hace más que confirmar las razones que tienen para pedírselo, y al mismo tiempo no entienden realmente lo que significa que se lo estén pidiendo. Al final, todos acaban un poco incómodos, con Ron y Hermione preguntándose si fue buena idea pedírselo y con Harry preguntándose si no sería una buena idea. Ya llegarán a un compromiso.

Como comenté, está semana publicaré el texto de Pottermore que narra la vida de Minerva McGonagall. ¡Espero que lo disfrutéis!

Observaciones y curiosidades:
  • Griselda Marchbanks es miembro del Comité Examinador para los TIMO y los EXTASIS, y aparecerá más adelante en este libro.
  • Tiberius Ogden es un buen amigo de Dumbledore desde su juventud, y miembro de la Orden del Fénix. Aparecerá en Las reliquias de la muerte.
  • La nota trol existe de verdad, aunque por suerte nuestros héroes no sacaron ninguna en sus TIMO.
  • Las criaturas que mencionan​ Plank y Hermione aparecen descritas en Animales fantásticos y dónde encontrarlos: el porlock es una criatura peluda y tímida que protege a los caballos; el kneazel es una criatura muy perceptiva parecida los gatos; el murtlap es una especie de rata costera con una secreción en la espalda; y los knarls y los crups son criaturas muy parecidas a los erizos y los perros respectivamente, de ahí la necesidad de aprender a distinguirlos. Varias de estas criaturas aparecerán durante el curso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario