lunes, 27 de marzo de 2017

Capítulo 6: La noble y ancestral casa de los Black

En el sexto capítulo de Harry Potter y la Orden del Fénix, Harry se adapta a la vida diaria de Grimmauld Place, mientras el día de la vista se acerca de manera inexorable.

Interrumpida la sesión de información, Harry, Ron, Fred y George cotillean sobre lo que han averiguado. Como comentan, lo que les han contado no se diferencia mucho de lo que uno se imaginaría, aunque está bien saberlo con certeza. El tema del arma es distinto, eso es nuevo para todos, aunque tienen que dejarlo antes de llegar a ninguna parte en sus suposiciones.

Al día siguiente, Harry se une a los esfuerzos de limpieza del cuartel general, centrados ese día en el salón. Más allá de elementos concretos que detallaré en las curiosidades, el interés principal del episodio es el tapiz de la casa Black, y lo que representa.

Aunque ya se había supuesto, aquí se confirma que los magos de sangre pura (o al menos, aquellos obsesionados con la pureza de sangre) han llegado con el tiempo a reducir mucho la extensión de sus "miembros", y en el momento presente todos los núcleos familiares de sangre pura están emparentados unos con otros, en una referencia a lo que sucedía con la nobleza en siglos pasados, en los que los matrimonios de conveniencia para unir familias o mantener la pureza llevaron a uniones entre familia muy cercana, a veces con desastrosas consecuencias. La familia Gaunt y su último miembro, Voldemort, son un claro ejemplo de las consecuencias de este tipo de prácticas.

Por otro lado, conocer la historia familiar de Sirius permite aportar perspectiva sobre su personalidad, el cómo decidió dar la espalda a su familia y seguir el camino que consideraba correcto. Hay un toque de rebeldía juvenil en los actos de Sirius, tanto entonces como ahora, y quizás algo de irresponsabilidad, pero siempre con buenas intenciones detrás. Ahora que debe afrontar lo que ha sido de su familia, y con Kreacher recordándole tiempos que le gustaría olvidar, Sirius empieza a regresar a su etapa adolescente antes de que su marcha, más que le pese.

Asimismo, es interesante saber que Voldemort tuvo su época de político: es fácil suponer que Voldemort surgió un día de repente y empezó a intentar dominarlo todo, pero lo que cuenta Sirius da a entender que pasó bastantes años labrándose una imagen para congraciarse con los poderosos, y que era una figura conocida, aunque tal vez polémica, antes de convertirse en el enemigo número uno. Sirius ya ha pasado la fase en la que simplifica la historia para contársela a los chicos, y se agradece, pues con la situación presente necesitan saberlo todo como pasó.

Conocer la historia familiar de Sirius permite a Harry empatizar con él, pues está preocupado de acabar expulsado y tener que vivir para siempre con los Dursley, algo que odiaría tanto como Sirius odia su situación. Sirius anima a Harry, pues es poco probable que le expulsen si se atienen a sus normas, pero tal y como están las cosas con el Ministerio Harry hace bien en estar nervioso.

Así pues, entre unas cosas y otras llega el día de la vista. Sirius no va a poder acompañar a Harry, pero Arthur le acompañará, así que no está solo. Es duro que Dumbledore se haya pasado por allí y no haya querido hablar con Harry, pero seguro que se lo compensa de alguna manera.

Observaciones y curiosidades:
  • En este capítulo aparece por primera vez una bestia fantástica de Animales fantásticos después de su publicación, en este caso las doxys.
  • Sirius hace un chiste con su apellido y que la casa esté cada vez más negra (Black significa 'negro'  en inglés), que se pierde un poco en la traducción.
  • En la traducción Sirius asume que borraron a su tío Alphard del tapiz, pero en el original lo sabe seguro y señala dónde estaba.
  • Como ya sabéis, la muerte de Regulus no fue exactamente como Sirius piensa.
  • El libro La nobleza de la naturaleza: una genealogía mágica será robado por Kreacher, quien se lo dará a Hermione, que lo usará para rastrear a los portadores originales de las Reliquias de la Muerte.
  • El guardapelo que nadie pudo abrir es uno de los horrocruxes de Voldemort, que acabó allí cuando Kreacher fue incapaz de destruirlo. Por suerte, el elfo pudo robarlo en ese momento.

  • Podéis acudir a mi traducción de Pottermore sobre Lupin para más información sobre sus misiones para la Orden en este momento.
  • El reloj de pared que se lanza contra la gente en la traducción dispara tornillos en el original.
  • En el original, Arthur le dice a Harry que puede esperar en su despacho hasta la hora de la vista, línea que no está en la traducción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario