miércoles, 4 de enero de 2017

Trasladores

Tras el parón de Navidades, volvemos con la entrada de Pottermore del mes. Este mes irá sobre trasladores, esos objetos que usan los magos para desplazarse a largas distancias. Veamos qué nos dice Rowling:

"Los magos que no pueden aparecerse (desmaterializarse y reaparecer a voluntad) y que deseen viajar a plena luz del día (lo que significa que escobas, thestrals y dragones son inapropiados), o cuyo destino no tenga chimenea (haciendo inútiles los polvos flu) tendrán que recurrir a usar un traslador.

Casi cualquier objeto inanimado puede ser convertido en un traslador. Una vez embrujado, el objeto transportará a cualquiera que lo coja a un destino previamente seleccionado. También se puede encantar un traslador para que transporte a quien o quienes lo cojan sólo en una hora determinada. De esta forma, las llegadas y salidas de un número elevado de brujas y magos se pueden escalonar, permitiendo que eventos como los mundiales de quidditch tengan lugar con pocas brechas de seguridad.

Cuando el secretismo es primordial, y cada movimiento masivo está planeado, el traslador escogido será un objeto poco llamativo oculto en un lugar alejado, para que cualquier muggle que pase por allí lo vea como basura sin importancia. Se han dado accidentes, en todo caso; dos muggles que paseaban con sus perros se vieron transportados accidentalmente a un concierto de Celestina Warbeck en 2003, porque sus perros habían cogido unas deportivas viejas en Clapham Common*1* (dejando a un angustiado grupo de brujas y magos buscando frenéticamente su traslador en un tramo de hierba vacío, cogiendo con esperanzas bolsas vacías de patatas y colillas usadas). Incluso Celestina invitó a uno de los muggles a cantar un dueto de "Un caldero de amor fuerte e intenso". Aunque el encantamiento desmemorizador que le puso un agobiado agente del ministerio pareció funcionar en aquel momento, más adelante el muggle escribió una popular canción que guarda un gran parecido con el gran éxito de Celestina (a quien no le hizo ninguna gracia).

Está universalmente reconocido que la sensación de viajar en traslador es incómoda, si no directamente desgradable, ya que puede llevar a náuseas, mareos o peor. Los sanadores recomiendan que los ancianos, las embarazadas y los enfermizos se abstengan de usar trasladores. La sugerencia de poner trasladores para transportar a parientes insoportables ha salvado más de una Navidad mágica."

Pensamientos de J.K. Rowling

"El nombre portkey (el nombre original del traslador) viene del francés porter (llevar o portar) y la palabra inglesa key, que significa en este contexto 'secreto' o 'truco'*2*. No me gusta vacilar, pero poseo un verdadero portkey, la llave de la ciudad estadounidense de LaPorte, que me cedió Emerson Spartz, el fundador de la página de fans Mugglenet.com."

*1* Clapham Common es un amplio parque circular situado en el sur de Londres.

*2* La palabra key suele significar 'llave', y en eso se basa el juego de palabras siguiente, imposible de traducir al español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario