martes, 30 de agosto de 2016

Capítulo 16: El cáliz de fuego

En el capítulo 16 de El cáliz de fuego, la emoción y los nervios por el inicio del Torneo se convierten en confusión y sorpresa cuando sucede un hecho inesperado que pondrá todo el argumento patas arriba.

La aparición de Krum causa todo un revuelo entre los estudiantes de Hogwarts, algo que Karkarov tenía en mente sin duda. En especial, Ron está absolutamente deslumbrado con él, aunque la aparición de Fleur se lo quita de la mente por un momento. Bagman y Crouch completan el plantel para iniciar el Torneo.

Es aquí cuando se nos presentan al famoso juez que decidirá quiénes son los campeones, y que da nombre a la novela: el cáliz de fuego, un poderoso objeto mágico, más imparcial que cualquier juez humano. Aquellos cuyo nombre sea escogido por el cáliz deben participar, están obligados mágicamente.

Las siguientes veinticuatro horas son de gran tensión e interés, de ver quién se presenta, y tratar de adivinar quién saldrá elegido. Sin embargo, la tensión no es tanta para el lector, pues puede imaginar que Krum será el de Durmstrang, pues ha tenido bastante presentación; Fleur, la chica "veela", es la única alumna de Beauxbatons que ha tenido algo de foco, y Cedric ha recibido suficiente mención para que quede claro que va a ser el campeón de Hogwarts, a pesar de algunos vagos intentos de pistas falsas como Angelina.

Por supuesto, todo ello es en sí una gran pista falsa para que el lector se confíe y darle en la cara con lo inesperado. Pero ya llegaremos a eso, primero quiero hablar de Hagrid.

Después de todo el tema de Buckbeak, Hagrid debería haber aprendido a ser más responsable como profesor (aunque no fue culpa suya, ser profesor implica saber cómo reaccionar ante imprevistos, aún más en Hogwarts).

Sin embargo, está dejando que sus actividades personales influyan en sus tareas, primero con los escregutos (un experimento suyo que, además de altamente ilegal y peligroso, no supone ninguna utilidad para que los alumnos lo estudien, pues no existen en ningún otro lugar), y ahora con Maxime, cuya relación le supondrá a Hagrid muchos problemas. Aunque ahora no está trabajando, al dejar tirados a Harry y los otros demuestra una falta de responsabilidad que irá a más en el futuro.

Y comienza el banquete de Halloween, al final del cual se anuncian los nombres de los participantes. Todo parece normal, hasta que sucede algo que nadie se esperaba, ni siquiera los organizadores; el cáliz expulsa un cuarto nombre, un nombre que no debería estar en la lista de candidatos: el nombre de Harry Potter.

El Torneo, el argumento del libro y la vida de Harry acaban de dar un vuelco bestial, y ya nada volverá a ser igual a partir de aquí.

La semana que viene publicaré el texto de Pottermore de septiembre. aunque no sé cuándo será porque ahora mismo tengo algunos problemas con mi ordenador. ¡Nos vemos!

Observaciones y curiosidades:
  • En el original, cuando Hermione identifica la bullabesa como bouillabaisse, su nombre francés, Ron le dice "bless you", porque se cree que ha estornudado; "bless you" es el equivalente en inglés a decir "jesús" o "salud" aquí cuando alguien estornuda.   
  • Tanto Karkarov como Poliakov son llamados Karkaroff y Poliakoff en el original. La pronunciación es la misma. 
  • A Barty le venía de miedo que Moody detestara a Karkarov por librarse de Azkaban, ya que así podía tratarle con rencor por abandonar a Voldemort sin que resultase extraño. Pasa algo similar con Snape.   
  • Es normal que Hagrid esté tan emocionado con la primera prueba, sabiendo en qué va a consistir. Conociendo al guardabosques, que estuviera emocionado con esa prueba tendría que ser una pista de que habrá algún animal peligroso de por medio.
  • La inexpresividad de Crouch, más evidente en el siguiente capítulo, es la primera pista de que está bajo la maldición imperius. Siendo Crouch como es, no es algo muy notable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario