lunes, 15 de agosto de 2016

Capítulo 14: Maldiciones imperdonables

En el capítulo 14 de El cáliz de fuego, la esperada clase con "Moody" resultará ser más profunda para Harry y sus amigos de lo que se imaginaban, para su desgracia.

Menuda primera clase la de Barty. Aunque es probable que con el verdadero Moody la clase hubiera sido bastante similar, está claro que el mortífago sabe de lo que está hablando, y aún tiene tiempo para dedicarse a su verdadero objetivo mientras enseña como lo haría Moody.

Su estilo de clase no es muy diferente del de Lupin: ambos emplean la práctica y dan pie a que los alumnos participen. Sin embargo, mientras que Lupin anima a los alumnos a involucrarse, Barty prácticamente los obliga, bajo el pretexto de la necesidad de que aprendan para poder sobrevivir, un estilo más espartano de enseñanza. Hay quien dice que Barty ejecuta sus clases de esta forma para desfogar sus ganas de matar a Harry por venganza y para compensar sus años de inactividad forzada. No deja de ser una posibilidad intrigante.

Lo más interesante del capítulo quizás sea la relación entre Barty y Neville. Barty no duda en ejecutar la maldición cruciatus delante de Neville, si bien fue el propio Neville quien aportó el nombre de la maldición de forma voluntaria. No está muy claro dónde estaba Neville cuando torturaron a sus padres, pero sin duda sabe por qué están en el estado en el que es encuentran, y ver los efectos de la maldición frente a él le afecta sobremanera. Quién sabe lo que sucedió después mientras tomaban el té los dos, pues Barty aprovechó la ocasión para utilizar a Neville en sus planes.

El efecto de Avada Kedavra en Harry es similar; saber cómo murieron exactamente sus padres le causa un breve estupor, pero al contrario que Neville, Harry ha revisitado lo que les sucedió a sus padres muchas veces, así que el efecto que ver la maldición le causa es menor. En todo caso, ambas reacciones son la razón de la existencia de la asignatura de Defensa contra las Artes Oscuras: estas artes dejan profundas secuelas físicas y emocionales en sus víctimas y sus familias, así que es necesario saber defenderse de ellas. Esta comprensión será la base del Ejército de Dumbledore el año siguiente.

Aunque Harry puede afrontar la revelación con estoicismo (al fin y al cabo no es lo peor que ha descubierto sobre la muerte de sus padres), recibir al fin la ansiada respuesta de Sirius para enterarse de que ha reaccionado de forma desproporcionada (al menos para Harry) y que va a volver al país, poniéndose en peligro, le vuelve a dejar en un malestar general, culpándose de que Sirius se arriesgue a ser detenido.

En otro orden de cosas, Hermione revela el proyecto secreto que había estado desarrollando en los últimos días, una plataforma de apoyo a los derechos de los elfos domésticos. Ya he comentado un montón de veces que el problema de Hermione es que, aunque sus intenciones son buenas, no las aprovecha del modo adecuado, y se niega a ver otra forma de apreciar las cosas.

No hay duda de que los elfos domésticos merecen mejores condiciones de trabajo, pero en lugar de entrevistarse con los elfos domésticos de Hogwarts, saber lo que ellos quieren conseguir y ayudarles a lograrlo, Hermione aborda el problema desde la perspectiva humana, desde lo que un grupo humano en su situación querría. Además, mete a Harry y a Ron en el ajo a la fuerza cuando está claro que no comparten su opinión, con lo cual las bases de la organización ya son endebles. A lo largo de este libro habrá que ver cómo evoluciona la opinión de Hermione sobre este asunto.

Observaciones y curiosidades:
  • El nombre del conjuro imperio procede del verbo latino del mismo nombre, que significa "gobernar", y del que vienen las palabras "imperio" y "emperador" entre otras, así como el tiempo imperativo de los verbos. 
  • En el original, Barty es más específico al acallar a los alumnos diciéndoles qué pasaría si usaran la maldición imperius contra ellos; les pregunta qué pasaría si él se la lanzase (y de hecho lo hará, como parte de la clase). 
  • El nombre del conjuro engorgio proviene del verbo inglés engorge, que significa "agrandar" o "hinchar". 
  • Crucio viene de la primera persona del singular del verbo crucere, que significa "torturar", y cruciatus significa en latín "dolor" o "tortura". 
  • Reducio viene del verbo latino del mismo nombre, que significa "reducir". No confundir con reducto; son conjuros distintos. 
  • Avada kedavra proviene de un antiguo conjuro arameo, que significa "que esto sea destruido", en el caso del conjuro original normalmente una enfermedad. La popular frase abracadabra proviene también de este antiguo conjuro. 
  • Aunque Barty afirma que no hay forma de bloquear la maldición asesina, esto sólo se aplica a otro embrujo; los objetos físicos bloquean la maldición, por ejemplo una estatua que Dumbledore animó en La Orden del Fénix para que bloqueara el avada kedavra que le lanzó Voldemort. 
  • El libro que Barty le dio a Neville estaba pensado para hacerle saber sobre las propiedades de las branquialgas, y decírselo a Harry cuando llegara el momento, que nunca se produjo. En la película Barty instiga a Neville a ayudar a Harry para forzar la conversación. 
  • P.E.D.D.O. es en inglés S.P.E.W., siglas de Society for the Promotion of Elfish Welfare (Sociedad para la Promoción del Bienestar Élfico). Spew significa "vomitar" o "escupir" en inglés. En otros idiomas también se cambia el nombre de la asociación para conseguir unas siglas divertidas.
  • En el original, Hermione expresa su sorpresa de que no haya ningún representante de los elfos domésticos en el Departamento de Regulación y Control de las Criaturas Mágicas del Ministerio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario