sábado, 1 de octubre de 2016

Entrada 100: Mi Pottercolección

Para celebrar mis cien primeras entradas, he decidido dedicar un espacio a mostraros los objetos de Harry Potter que he ido reuniendo a lo largo del tiempo. Algunas cosas las tendréis todos, otras a lo mejor las habéis visto pero no las tenéis, y otras quizás ni las conozcáis. ¡O a lo mejor ni os interesa su existencia, claro! En todo caso, espero que os gusten mis cosas XD:

La colección de libros completa:


Lógicamente, lo primero que quiero enseñar es la colección de las siete novelas de Harry Potter más la "octava" entrega, ¡recién compradita! No estoy muy seguro de si debe ir con las demás, pero no queda nada mal. Todos los otros son de la editorial Salamandra, con su estilo particular, y tienen ya sus años, excepto El cáliz de fuego, que es una edición del año pasado. ¡La edición original está tan destrozada que me da vergüenza enseñarla! Con lo poco que me gusta dañar los libros ahora... Los demás están algo deteriorados, pero se mantienen, y espero que lo sigan haciendo para muchas más relecturas en el futuro.

Los libros extra:





Quidditch a través de los tiempos, Animales fantásticos y dónde encontrarlos y Los cuentos de Beedle el bardo. Estos libros, aunque oficiales, son menos conocidos, y he encontrado a bastantes fans que no conocen de su existencia. Los tres son libros cortitos que Rowling escribió con fines benéficos, y están basados en libros que se mencionan en la saga.

Quidditch a través de los tiempos se basa en el libro que Hermione cogió de la biblioteca en La piedra filosofal para aprender sobre volar, y luego se lo prestó a Harry para que aprendiera sobre quidditch. Como veis por la foto, está diseñado como un libro de la biblioteca de Hogwarts, con una lista de alumnos que han cogido prestado el libro, junto con una advertencia de la señora Pince para no romper el libro, o atenerse a las consecuencias. Detalla la historia del quidditch y su situación en el mundo mágico.

Animales fantásticos y dónde encontrarlos es uno de los libros que se requieren para los estudiantes de primer año de Hogwarts, y éste está basado en el de Harry. Junto a las muy interesantes descripciones de las criaturas mágicas hay divertidas notas de Harry y sus amigos (por ejemplo, en la entrada del colacuerno húngaro Harry añade muchas más X al índice de peligrosidad). La nueva saga cinematrográfica que empezará en noviembre está basada en este libro, y su autor en el universo Potter, Newt Scamander, será su protagonista.

Finalmente, Los cuentos de Beedle el bardo está basado en la versión que Dumbledore le cedió a Hermione en Las reliquias de la muerte, supuestamente traducido de las runas por ella y con comentarios de Dumbledore  encontrados en su despacho tras su muerte. Este libro salió después del final de la saga; al principio sólo había cinco ejemplares, que se regalaron o subastaron, pero al final Rowling accedió a venderlo con fines benéficos, igual que los otros.

Otros libros:

Estos son libros no oficiales pero también muy interesantes, cada uno a su manera.



¿Qué pasará en Harry Potter 7? (What will happen in Harry Potter 7?) es, como su propio nombre indica, una publicación que intentaba averiguar lo que sucedería en la última novela, basándose en lo sucedido en las anteriores. Fue escrito por los amigos de Mugglenet, y traducido al español. Yo lo encontré en un mercadillo a bajo precio, y me llamó la atención. Ahora mismo ya está desfasado, claro, pero es curioso ver cómo acertaron en cosas como la identidad de R.A.B. y que Harry fuera un horrocrux, y cómo se equivocaron en cosas como la muerte de Dobby (como podéis ver en la foto, creyeron que su supervivencia estaba asegurada :c).



El diccionario del mago (The sorcerer´s companion) es un libro de lo más curioso. Sus autores, Elizabeth Kronzek y Allan Zola Koronzek. apuntaron todas las referencias a elementos folklóricos o mitológicos de la saga y realizaron una investigación a fondo para mostrar su origen. Desde la adivinación a los trols, pasando por la piedra filosofal, las capas de invisibilidad y la misma magia, resulta muy útil para saber de dónde sacó Rowling su inspiración para crear muchos de los elementos del mundo mágico. Eso sí, sólo llega hasta el cuarto libro, y no tengo constancia de que haya reediciones. Aún así, es un libro que vale la pena investigar.



Los tesoros de Harry Potter es lo que se podría llamar un álbum de rodaje: muestra los pasos que se dieron a la hora de adaptar a la gran pantalla la saga de Harry Potter, con anécdotas del rodaje, comentarios de los directores y actores, diseños de los vestuarios y los escenarios y, sobre todo, reproducciones de algunas cosas que se fabricaron para el rodaje. Resulta muy curioso, y los objetos de regalo valen la pena, ya los veréis más adelante.

Películas:



La colección completa de películas, en una única caja metalizada. Conseguí contenerme y no comprarme ninguna peli hasta que saliera un pack de este estilo (bueno, me compré La cámara secreta en VHS, pero ya no me vale). Como resultado, conseguí todas las pelis juntas y a un buen precio, eso sí, sin ningún extra, eso es un pack distinto mucho más caro. Algún día...

Otras cosas:


Algunos decretos de enseñanza de Umbridge. Éstos venían en Los tesoros de Harry Potter, y me ha parecido que podría ser curioso ponerlos. No son precisamente la joya de mi colección, pero aquí están.



El mapa del merodeador. Esto sí que merece un buen puesto en esta entrada, sería la joya de mi colección si no tuviera también lo que vendrá después. No deja de ser una copia de un objeto creado para usarse en una peli, pero no sé, me emociono siempre cuando lo veo. La compra de Los tesoros de Harry Potter sale a cuenta sólo por incluir este mapa.


La carta de Hogwarts. Ya la habéis visto, ésta sí que es mi joya de la corona, y lo mejor es que también está incluida en Los tesoros de Harry Potter. Da igual que esté en inglés, o que vaya a dirigida a Harry, es una carta a Hogwarts y la atesoraré siempre (al menos, hasta que algún día tenga una propia).


Giratiempos. Sí, tengo dos. Me gustaría decir que es por un viaje en el tiempo que salió raro, pero la realidad es que el primero me lo compré en una convención y el otro me lo regalaron. Solía tenerlos separados, pero ahora no estoy seguro de cuál es cuál, jajajaja. Siempre que tengo problemas con el tiempo, me gusta ponérmelo y darle vueltas. Ains.


Una taza con un llavero del símbolo de las Reliquias de la Muerte. La taza en sí no es nada especial, así que la he incluido junto a mi llavero, al que le tengo más cariño. Me ha servido para identificarme frente a otros potterfanáticos, y las puntas afiladas del triángulo me han venido bien en algunos casos. En serio.


Y para acabar, mi camiseta de Hogwarts, que llevo con orgullo. La verdad es que quería una camiseta de mi casa, Ravenclaw, pero el diseño de ésta me atrajo y tuve que comprármela. No lo parece, pero ya tiene más de un año y ha pasado por muchas cosas, y sigue igual que el primer día. Eso es calidad.

Y esto es todo. No sé si os interesará saber lo que tengo, pero espero que al menos os hayan llamado la atención algunas cosas y queráis saber más. El universo de Harry Potter es inmenso, y nunca dejará de aumentar. Ahora mismo tenemos reciente la publicación de El legado maldito, que está dando mucho de qué hablar, y tenemos Pottermore y la nueva saga de películas, que al menos permitirán dar imagen a varias bestias fantásticas. 

Yo seguiré aquí, con mis reseñas semanales, desgranando cada capítulo de la saga y quién sabe si en un futuro algo más. De momento estoy contento con esto, pero el futuro puede deparar cualquier cosa. ¡Nos vemos en la entrada 101! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario