lunes, 10 de octubre de 2016

Capítulo 22: Una prueba inesperada

Act Their Age, by Loleia

En el capítulo 22 de Harry Potter y el cáliz de fuego, el inminente Baile de Navidad fuerza a Harry y a Ron a darse cuenta de que las chicas existen antes de tener la madurez necesaria para afrontarlo.

Se acerca la Navidad, y durante el Torneo de los Tres Magos es costumbre que en Nochebuena se realice un baile para los profesores, los jueces y los alunnos de los colegios participantes.

Esto significa que en Hogwarts tenemos la típica trama de baile de fin de curso vista en infinidad de series y películas: las chicas buscan lucir vestido y chico guapo, y los chicos quieren pareja para no quedar mal, a ser posible guapa (el factor sexual no entra en juego, al menos para nuestros protagonistas).

Es muy tópico, pero divertido. Al ponerle en la cara el tema de las chicas a chavales inmaduros que no quieren ni oír hablar del tema siempre te echas unas risas, aquí y en cualquier colegio muggle.

En realidad, Harry no tendría problemas en ir solo, pero como representante del colegio está obligado a ir con pareja, así que no tiene más remedio.

Aunque algunas chicas se lo piden, a él le gustaría ir con Cho, pero apenas ha hablado con ella y se conforma con quererla a distancia. Cuando al fin consigue reunir el valor para pedírselo, resulta que ya se ha comprometido con Cedric. ¡Ay, Harry! Aunque hasta e momento estaba bien con él, los celos le llevan a odiarle sin motivo, y no será la última vez.

Por su parte, Ron es más inmaduro, y, en mi opinión, bastante repelente. Sólo quiere ir con pareja porque todos tendrán una, y aún así tiene la cara de exigir que su pareja sea guapa. 

Hermione ya tiene pareja, porque aunque le gustaría ir con Ron, sabe de sobra que no lo va a apreciar, y cuando se lo dice es como último recurso. Francamente, aunque Ron y ella estarán muy bien juntos en el futuro, a Ron le va a venir bien la cura de humildad que va a recibir.

Al final, lo único que hacía falta era hablar con alguna compañera de clase y preguntárselo, y aún así Harry se lo tiene que hacer a Ron.

El baile va a estar interesante.

Observaciones y curiosidades:
  • Muchas veces los objetos o animales que los alumnos de Hogwarts aprenden a transformar guardan un parecido en aspecto, características o nombre, para facilitar las cosas; en este caso, las gallinas de Guinea y los conejillos de Indias comparten similitudes en el nombre inglés (guinea fowl y guinea pig, respectivamente).
  • Hay un fallo de traducción en los deberes que les manda McGonagall a los de cuarto; deberían explicar las transformaciones de una especie a otra, no en especies híbridas. Esto se debe a una traducción literal del término cross-species.
  • Me extraña que el baile sea para alumnos de cuarto para arriba. Dado que en la lista de compras se requería la túnica de gala, ya estaba pensado de antes, pero me da la impresión de que normalmente sería para alumnos de sexto y séptimo y que bajaron la edad por Harry. 
  • A Ginny le tuvo que sentar fatal perder la oportunidad de ir con Harry al baile. Dado cómo trató a Parvati, probablemente fue lo mejor. Aunque Harry es un poco más maduro que Ron, aún le queda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario