jueves, 8 de diciembre de 2016

Pensaderos

El texto a traducir de Pottermore este mes trata sobre los pensaderos, esos misteriosos objetos que permiten revivir los recuerdos de las personas. Veamos qué nos dice Rowling al respecto:

"Un pensadero es un plato amplio y poco profundo hecho de metal o piedra, a menudo decorado de forma elaborada o taraceado con piedras preciosas, y que porta poderosos y complejos encantamientos. Los pensaderos son raros, porque sólo los magos más avanzados los usan, y porque la mayoría de la comunidad mágica tiene miedo de hacerlo.

Los peligros percibidos del pensadero se relacionan con su poder sobre la memoria y el pensamiento. El pensadero está encantado para recrear los recuerdos de forma que se vuelven revivibles, tomando cada detalle almacenado en el subconsciente y recreándolo fielmente, para que el dueño del recuerdo, o (y ahí yace el peligro) una segunda persona, puedan entrar en los recuerdos y moverse por ellos. Inevitablemente, aquellos con cosas que ocultar, que estén avergonzados de su pasado, y que quieran aferrarse a sus secretos o proteger su privacidad, estarán reticentes antes un objeto como el pensadero.

Incluso más difícil que la recreación de recuerdos es el uso del pensadero para examinar y clasificar pensamientos e ideas, y muy pocos magos tienen la habilidad de hacerlo. Se ha visto a Albus Dumbledore usando el pensadero de Hogwarts de esta forma, notablemente en el capítulo 30 de Harry Potter y el cáliz de fuego, cuando añade pensamientos al pensadero y el rostro de Harry se convierte en el de Snape; Dumbledore se recuerda a sí mismo la conexión oculta entre Snape y Harry (que Snape estaba enamorado de la madre de Harry, y está ahora, aunque inmensamente a regañadientes, atado por el honor a protegerle).

Tradicionalmente, el pensadero de una bruja o mago es enterrado con ella o él, ya que es considerado un artefacto intensamente personal; cualquier pensamiento o recuerdo que quede en el pensadero es también enterrado con su dueño, a no ser que éste solicite otra cosa. El pensadero de Hogwarts, sin embargo, no pertenece a ningún individuo, sino a la escuela. Lo han usado una larga línea de directores y directoras, que también han dejado atrás su experiencia vital en la forma de recuerdos, formando una muy valiosa biblioteca de referencias para el director o directora que ocupe el cargo en cada momento.

El pensadero de Hogwarts está hecho de piedra tallada ornamentalmente y está grabado con runas sajonas modificadas, que lo marcan como un artefacto de un antigüedad inmensa, anterior a la fundación de la escuela. Una leyenda (sin sustancia) dice que los fundadores descubrieron el pensadero semienterrado en la tierra del lugar en el que decidieron erigir la escuela.

El nombre inglés del pensadero, pensieve, es un homónimo de pensive (pensativo), que significa estar profundamente inmerso en tus pensamientos; pero es también un juego de palabras, el sieve (tamiz) de la palabra alude a la función del objeto de clasificar los significados de entre una masa de pensamientos o recuerdos."


No hay comentarios:

Publicar un comentario