lunes, 21 de noviembre de 2016

Capítulo 28: La locura del señor Crouch

En el capítulo 28 de Harry Potter y el cáliz de fuego, las consecuencias del artículo de Skeeter llegan a afectar a Hermione, Ron se lamenta de su pobreza y la reunión para informar a los campeones sobre la tercera prueba termina con una aparición inesperada.

Después de hablar con Sirius en Hogsmeade, Harry, Ron y Hermione bajan a las cocinas para darle a Dobby sus calcetines y pillar algo de comida para Sirius. Una vez allí, ven que Winky se ha echado a perder, pues aún no acepta su despido y nadie la está apoyando más que Dobby. Harry intenta preguntarle sobre Crouch, pero Winky sólo revela que su amo le confió un fuerte secreto, pero no se lo va a contar a nadie.

Winky está preocupada porque sabe que Crouch no va a poder manejar a su hijo él solo, y que haya dejado de aparecer en público sólo aumenta su preocupación. Los otros elfos domésticos no se preocupan por ella, y cuando Hermione habla en su beneficio, les echan de la cocina. Aunque Hermione tiene buenas intenciones, su discurso está basado en lo que ella querría en su lugar, y debe aprender a ser menos radical, si bien los otros elfos deberían ser más comprensivos con una compañera que lo está pasando mal.

Los problemas no terminan, pues al día siguiente empiezan a llegarle a Hermione correos de odio de fans de Harry que no sabía que tenía, y que van a por ella por supuestamente jugar con sus sentimientos. Hagrid, que ya ha superado lo suyo con su artículo, le aconseja que no haga caso, pero Hermione se embarca en una cruzada personal contra Rita Skeeter, porque hay líneas que no se pueden cruzar, y hacer que Hermione pierda clases es una de ellas.

Hablando de Hagrid, es un alivio ver que después de finalizar con los unicornios no vuelve a las andadas, sino que se curra una clase divertida sobre los escarbatos que atrae la atención de los alumnos. Asimismo, parece que su relación con Maxime ha llegado al lado opuesto, porque ahora desconfía de ella y ha llegado a extender ese sentimiento hacia otros extranjeros, algo reprobable, no cabe duda, pero las cosas de una en una.

Entre unas cosas y otras, llega el día en el que los campeones deben ser informados del contenido de la tercera y última prueba del torneo. Esta vez no hay trampa ni cartón, se trata de un laberinto de setos lleno de trampas mágicas y criaturas que sortear, para llegar al centro, donde se encuentra la copa.

Lo interesante de esta escena es ver cuánto ha cambiado la percepción de Harry por parte de los otros campeones: al principio, no le tomaban muy en serio, incluso Cedric, pero ahora todos ellos le ven como a un igual, un rival digno, e incluso Krum le ve como a un rival potencial por Hermione y le dedica un cumplido por su vuelo con escoba, algo grande por parte de un jugador de quidditch de talla internacional.

Su conversación queda interrumpida por la aparición del señor Crouch, que ha conseguido escapar de Colagusano y llegar a Hogwarts. Enloquecido tras romper una maldición imperius tan prolongada, pasa de momentos de dolor y lucidez a total negación de la realidad, rehaciendo eventos del pasado y al parecer hasta mezclándolos. Aunque con esfuerzo logra contar lo que pasa entre espasmos de locura, Harry no le entiende.

Dejando a Crouch con Krum, Harry va a buscar a Dumbledore, a quien afortunadamente encuentra más o menos rápido (aunque no gracias a Snape). Sin embargo, al llegar se encuentran con que Crouch ha desaparecido y Krum está inconsciente, aturdido por Crouch o por un tercero.

Tras dejar a "Moody" a cargo de Crouch, pues "casualmente" ya andaba por la zona, Dumbledore informa a Karkarov de lo sucedido, pero el director de Durmstrang no duda en usar la situación para atacar a Dumbledore, acusándole de presentar una fachada amable mientras por detrás actúa de forma deshonesta, algo bastante ridículo viniendo de él precisamente.

Las cosas se están poniendo bastante tensas entre los organizadores, con Bagman haciendo sus tratos bajo mesa, Maxime desesperada por sacarle algo a Hagrid, Karkarov paranoico total por la marca tenebrosa, Crouch desaparecido y reapareciendo ahora en semejante estado para volver a desaparecer, y Dumbledore tratando de poner orden. Y las cosas sólo van a ir a peor.

Observaciones y curiosidades:
  • El título del episodio hace referencia a la locura del rey Jorge, referente al rey Jorge VIII de Francia, de quien se decía que estaba completamente loco y que hablaba con los árboles, como hace Crouch en este capítulo.
  • El término "pinchar" en el sentido de espiar conversaciones se dice en inglés bug, que también significa "bicho", y Ron se confunde y pregunta si le han pasado piojos a Hermione o algo; en la traducción lo resuelven haciendo que Ron se confunda con pinchar alfileres.
  • Los movimientos de Barty en este capítulo son los siguientes: Voldemort le envió un mensaje avisándole de la huida de Crouch, así que Barty se mantuvo vigilante mediante el mapa del merodeador. Al verle entrar por los terrenos, bajó y esperó a que Harry se fuera para aturdir a Krum y matar a Crouch, mientras seguía los movimientos de Harry con el mapa. Cuando Harry volvió con Dumbledore, se dejó ver argumentando que Snape le había contado la situación, sabiendo que Harry se había topado con él, y cuando Dumbledore le ordenó buscar a Crouch, se fue con su cuerpo y lo enterró en la zona de los escarbatos cuando todos se hubieron ido.
  • El búho que Harry ve llegar a Hogwarts mientras observa a Hagrid es muy parecido al que verá en su visión de Voldemort dentro de poco; bien podría ser el búho que lleva a Barty el mensaje sobre la huida de Crouch. 
  • Dumbledore usa su patronus para avisar a Hagrid de que se presente; es la primera vez que se ve usar un patronus de esta manera, aunque la vaga descripción del conjuro deja lugar a dudas.
  • Harry se pregunta cómo sabía Dumbledore que iba a enviar una lechuza a Sirius; la respuesta es que Dumbledore también se cartea con Sirius, y sabía que querría contárselo cuanto antes.
  • Puede parecer que la teoría de Fleur de buscar tesoros subterráneos parezca arbitraria, pero entre Maxime intentando hablar con Hagrid mientras éste cavaba el espacio para los escarbatos y Hagrid quejándose de que estaba intentando sonsacarle en qué consiste la tercera prueba, puede que no lo sea tanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario