lunes, 18 de julio de 2016

Capítulo 10: Alboroto en el Ministerio

En el décimo capítulo de El cáliz de fuego, los eventos de los Mundiales tienen sus consecuencias para el Ministerio de Magia, mientras que Harry y sus amigos se preparan para volver a Hogwarts.

Evidentemente, un ataque terrorista en las finales de los Mundiales de Quidditch, con asistentes de todo el mundo, supone un duro golpe para el Ministerio de Magia británico, que a ojos de los demás países ha quedado como débil en seguridad y vulnerable a los ataques. Teniendo esto en cuenta, la política que adoptará Fudge de hacer creer que Voldemort no ha vuelto realmente tiene sentido, pues no quiere reconocer que se encuentren de nuevo en esa situación tras el anticipo que han tenido el verano anterior.

En el Ministerio tienen las manos llenas para tratar de compensar los daños y perjuicios ocasionados a los asistentes (y distinguir de entre ellos a los buscavidas que quieren aprovechar la situación para sacar tajada como Mundungus) e intentar evitar la mala publicidad que se le ha dado a todo el asunto, exacerbada por Rita Skeeter (método que, como veremos, es su modus operandi habitual).

El pobre Arthur se ve comprometido por estar en el lugar equivocado en el momento equivocado (por mucho que diga Percy, no podría haber hecho más de lo que hizo), y ahora se ve obligado a trabajar duro durante lo que queda de mes, y cuando llega el día de irse a Hogwarts la situación no ha mejorado aún.

Pero Harry y los demás todavía son muy jóvenes para estar muy pendientes de esos asuntos, al menos no de la forma en que se implicarán en años siguientes. Harry aún está preocupado de las implicaciones y espera la carta de Sirius con impaciencia, y Hermione sigue cultivando su fastidio por el trato a los elfos domésticos, pero el interés principal de los chicos ahora es el retorno a Hogwarts, y prepararlo todo. Cuanto menos se hable de la túnica de gala de Ron, mejor.

Y eso es todo, básicamente, la verdad es que este capítulo no tiene demasiada chicha. Es un momento familiar dentro de un clima complicado, en el que cada uno hace lo que le gusta dentro de las posibilidades que se le ofrecen. En el próximo capítulo habrá temas que darán más juego. ¡Nos vemos!

Observaciones y curiosidades:
  • El whisky que toma Molly con el té es en el original whisky de fuego, una bebida popular entre los magos.   
  • Percy menciona a Mundungus Fletcher, que se convertirá en un personaje más importante en el siguiente libro. Arthur ya le mencionó de pasada en La cámara secreta.
  • Esta es la primera de las muchas veces que Fred y George están haciendo algo a escondidas durante este libro, que resulta ser comunicarse con Bagman por el asunto de la apuesta fraudulenta. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario