lunes, 13 de junio de 2016

Capítulo 5: Sortilegios Weasley

En el quinto capítulo de Harry Potter y el Cáliz de Fuego, Harry vuelve a la casa de los Weasley, y conoce al resto de la familia mientras pasan todos juntos el día anterior a los Mundiales.

Tras "despedirse" de los Dursley, Harry al fin llega a la Madriguera, donde además de Hermione también están los hermanos mayores de la familia, Bill y Charlie, que se nos presentan por primera vez.

Ambos se ajustan a las descripciones que se nos habían dado de ellos: Charlie es parecido a los gemelos, con muchas quemaduras y piel curtida de trabajar con dragones, y Bill es básicamente un Indiana Jones mago rockero, lo cual no se ajusta mucho con el Percy 2 que se esperaba Harry, pero que francamente es mucho mejor.

Buena parte del capítulo está dedicada a Fred y George, y a su conflicto con sus padres. Como resultado de su broma contra Dudley, Arthur está furioso, pues no soporta ver cómo los magos abusan de los muggles a placer, menos aún sus propios hijos. Fred y George le aseguran que no se metieron con él por ser muggle sino por ser un abusón que se lo merecía, y aunque probablemente sea cierto, las cosas no mejoran para ellos cuando Molly interviene.

Los gemelos siempre han sido del tipo de personas que, aunque inteligentes, no tienen interés en los títulos académicos y pretenden hacerse un hueco en la sociedad haciendo lo que les gusta y a su manera. Molly dice que no tienen ambición, pero el hecho de que a su edad ya estén inventando productos e iniciándose en el mercado indica que saben lo que quieren y cómo conseguirlo; sin embargo, es normal que su madre prefiera que se inclinen por una carrera más convencional y segura, pues podrían hacerlo si quisieran. Pero así no serían felices. Al final Molly reconocerá que los gemelos saben lo que hacen, pero ahora mismo les ve como a unos inconscientes que no se preocupan de su futuro (el hecho de que nacieran después de Percy no ayuda).

Hablando de Percy, ahora que ya se ha graduado de Hogwarts y ha conseguido un puesto en el Ministerio de Magia, está muy centrado en ascender en el escalafón de la administración, procurando hacerlo todo de forma perfecta y siendo un pelota con su jefe (que, para ser justos, está marcado por el mismo patrón, con lo cual es normal que le admire). Percy está más irritable que nunca, y contrasta especialmente con los gemelos en este capítulo, pues Molly está encantada con él mientras que el resto no le aguantan.

Para terminar, tenemos a Ron y a Ginny, que quedan un poco al margen rodeados de todos sus hermanos mayores; por lo menos Ron tiene a sus amigos, pero la pobre Ginny está un poco apartada, sobre todo porque Harry y los otros se ven obligados a dejarla a un lado para poder hablar de Sirius. En todo caso, se la ve más animada y a gusto con Harry que en sus anteriores apariciones, en las que apenas podía hablar en su presencia; es un buen paso.

Pero, con todo, los problemas que tiene la familia Weasley (que no son tan distintos a los de cualquier otra buena familia) no les impiden tener una animada cena familiar, en la que todos se llevan bien, y es ése el ambiente en el que Harry se siente a gusto, no uno falsamente agradable como el de los Dursley. Le esperan muchas cosas en el futuro, pero por el momento lo único que debe pasarle por la mente es simplemente estar tranquilo con las personas a las que quiere.

Observaciones y curiosidades:
  • La tienda de artículos de broma que planean abrir los gemelos se llama en en el original Weasley´s Wizard Wheezes, un nombre muy pegadizo y lleno de aliteraciones. Los nombres originales de sus productos tienden a tener también esta característica; sin ir más lejos, el nombre original del caramelo longuilinguo es Ton-Tonge Toffe
  • ¿Por qué Ron es el único que ha invitado a amigos a ver el partido? Hubiera sido genial ver a Lee Jordan presenciando cómo otra persona narraba un partido de quidditch. 
  • La traducción española omite un pequeño párrafo en el que se recuerda brevemente lo que son los T.I.M.O. cuando Ron los menciona. 
  • La preocupación de Crouch por la desaparición de Bertha es interesante; probablemente temía la posibilidad de que alguien pudiera averiguar lo que ella sabía de su hijo, como efectivamente pasó. 
  • En el original, cuando Molly pregunta qué dicen en Gringotts del pendiente de Bill, éste responde que no les importa mientras les lleve buenos tesoros, respuesta más lógica que la que hace en la traducción, que es que no les importa mientras les haga ganar dinero. No es incorrecto pero el original es más preciso.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario