lunes, 19 de septiembre de 2016

Capítulo 19: El colacuerno húngaro

En el capítulo 19 de El cáliz de fuego, las penurias de Harry van a más, aún mas cuando la primera prueba está tan cerca, y ni enterarse de lo que va a ser ni la charla con Sirius le van a ayudar demasiado.

Pasan las semanas desde la comprobación de las varitas, y las cosas si cabe van aún peor. Rita Skeeter ha transformado la "entrevista" con Harry en una larga y muy falsa entrevista de su triste historia, que además ocupa todo el reportaje sobre el Torneo y deja en nada a los otros campeones. ¿Cómo es que nadie la ha denunciado todavía por difamación?

El reportaje confirma las sospechas de muchos de que Harry hizo trampas para entrar en el Torneo y llamar aún más la atención, resultando en burlas sin fin hacia él y Hermione, que es mencionada en el capítulo como la novia de Harry. El pobre está tan estresado que le grita a Cho cuando ella habla con él sin malas intenciones. ¡Pobre!

Para tener un poco de paz (y evitar a Ron), Harry se pone la capa de invisibilidad cuando va de visita a Hogsmeade con Hermione el día de la reunión con Sirius. No le sirve de mucho frente a Barty, cuyo ojo mágico robado puede ver a través de ella. Sin duda, aprovechó la ocasión para aconsejarle a Hagrid que le contara a Harry lo de los dragones en secreto.

Aunque con prisas por llegar a tiempo para hablar con Sirius, Harry acude a la cita, que resulta ser realmente una cita (o eso piensa Hagrid; probablemente Maxime se aprovechó de él para ganar información), y así se entera de que la primera prueba consistirá en burlar dragones.

Ya habíamos visto a Norberto, pero no tiene nada que ver con el poder y la ferocidad de unas dragonas adultas, más peligrosas que los machos. Incluso un mago graduado las pasaría canutas contra un dragón, cuanto más Harry, que apenas a cruzado la mitad de su enseñanza. Normal que se cague vivo.

Harry se larga de allí y llega a tiempo para la charla con Sirius en la sala común. Aunque no quería hacerlo, termina soltándole todo lo que ha pasado en las últimas semanas, lo mal que lo está pasando, y sus problemas con Ron, además del asunto de los dragones. Sirius le escucha pacientemente; no le da ningún consejo en particular sobre sus problemas sociales, quizá no tenga ninguno que darle. Lo único que puede hacer Harry es aguantar y dejar que pase el tiempo, que todo se calme.

Lo que sí puede hacer es comentarle a Harry sus teorías sobre lo que está pasando. La verdad es que no anda muy desencaminado, pues acierta en que Bertha Jorkins es la fuente de la información sobre el Torneo y que el ataque en la casa de Moody no fue una falsa alarma. El problema es que ni él ni Dumbledore conciben que el plan de Voldemort no sea matar a Harry, y por eso se quedan cortos en sus hipótesis. Karkarov aparece como sospechoso, pero sus motivos no encajan, precisamente porque no tiene sentido.

Lamentablemente, alguien interrumpe la conversación justo cuando Sirius iba a contarle a Harry qué hacer frente a los dragones, y resulta ser Ron. Enfadado por haber perdido la que podría ser su única oportunidad de seguir vivo tras la primera prueba, y aún más porque no habría pasado nada si Ron hubiera visto a Sirius, Harry estalla, dejando salir al fin sus sentimientos de resquemor hacia Ron.

No sabemos lo que hizo Ron después, pero dado el cambio en su actitud la siguiente vez que le vemos, y que tarda un rato en subir al dormitorio, parece claro que estuvo pensando a fondo en todo lo que estaba pasando. Viene la primera prueba, y cuando termine muchas cosas habrán cambiado.

Observaciones y curiosidades:
  • En la traducción, se afirma que Harry le dijo a Sirius en su carta que él y Hermione estaban haciendo planes para mantener vacía la sala común; en el original no hay mención a que le dijera más que estaría allí a la hora acordada.
  • En el original, Pansy dice que Hermione sólo puede considerarse guapa en comparación con una ardilla en lugar de un primate, en referencia a sus incisivos prominentes (que de hecho ya no tiene). 
  • Claro está, las visitas de Krum a la biblioteca son para estar cerca de Hermione. Sería curioso saber cuándo se fijó en ella, porque no está muy claro. 
  • En el original, Harry le pregunta a Hermione si no quiere ir con Ron a Hogsmeade en lugar de con él. 
  • La historia de la petaca es una tapadera para que Barty pueda tomar su ración regular de poción multijugos, aunque suena a algo que haría el verdadero Moody, para su conveniencia.
  • Lo que iba a sugerirle Sirius a Harry para los dragones era una maldición de conjuntivitis, que le permitiría atacar al dragón a los ojos. Krum usó este método para superar la prueba. 
  • En el original, lo último que le dice Harry a Ron no se lo dice chillando, sino en un tono normal (cargado de furia, eso sí). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario