miércoles, 4 de noviembre de 2015

La Cámara de los Secretos

Siguiendo con mi entrada el mes pasado por estas fechas sobre la familia Potter, he decidido hacer la primera semana de cada mes una traducción al español de los textos de Pottermore hasta que decidan hacer una versión en español, si es que lo hacen. De esta forma quedará un archivo de estos textos para su consulta. Quiero dejar claro que estas son traducciones personales, y no tienen por qué ser iguales a las oficiales que estaban en el viejo Pottermore. Con todo, intentaré traducirlas lo mejor posible.

Dado que aún no han subido a Pottermore nuevos textos de Rowling, voy a traducir uno antiguo, concretamente el referido a la Cámara de los Secretos, su historia y sus características. Ya que estamos acabando el segundo libro, me parece que es un buen momento. El texto es el siguiente:

"La subterránea Cámara de los Secretos fue creada por Salazar Slytherin sin el conocimiento de sus tres compañeros fundadores de Hogwarts. Durante muchos siglos se creyó que la Cámara no era más que un mito; sin embargo, el hecho de que los rumores de su existencia pudieran pervivir tanto tiempo revela que Slytherin habló sobre su creación y otros le creyeron, o que había permitido a otros entrar en ella.

No hay duda de que cada uno de los cuatro fundadores buscaba dejar su propia marca en la escuela de magia y hechicería que pretendían que fuera la mejor del mundo. Todos ellos accedieron a que cada uno construyera su propia casa, por ejemplo eligiendo la localización de las salas comunes y los dormitorios. Sin embargo, sólo Slytherin fue más allá, y construyó lo que esencialmente era un cuartel secreto personal dentro de la escuela, accesible sólo a él y a ellos a los que él permitiera entrar.

Quizás, mientras construía la Cámara Slytherin no quería más que un lugar en el que instruir a sus estudiantes en conjuros que los otros tres fundadores podrían desaprobar (ya habían surgido desacuerdos sobre si enseñar o no Artes Oscuras). Sin embargo, está claro por la decoración de la Cámara que para cuando Slytherin la terminó había desarrollado grandes ideas sobre su propia importancia para con la escuela. Ningún otro fundador dejó una estatua gigante de sí mismo o grabó en la escuela sus emblemas personales (las serpientes talladas en la Cámara de los Secretos eran una referencia a las habilidades de Slytherin como hablante de pársel).

Lo que es seguro es que para cuando los otros fundadores forzaron a Slytherin a abandonar la escuela, él había decidido que en adelante, la Cámara que había construido sería la guarida de un monstruo que sólo él o sus descendientes podrían controlar: un basilisco. Aún más, sólo un hablante de pársel sería capaz de entrar en la Cámara. Él sabía que esto mantendría alejados a los otros fundadores y a los profesores y empleados.

La existencia de la Cámara se hizo conocida a los descendientes de Slytherin y a aquellos con los que decidieran compartir la información. De esta forma el rumor se mantuvo vivo a lo largo de los siglos.

Hay pruebas claras de que la Cámara se abrió más de una vez entre la muerte de Slytherin y la entrada de Tom Ryddle en el siglo XX. Cuando fue creada, la Cámara tenía su acceso en una trampilla oculta y una serie de túneles mágicos. Sin embargo, cuando la fontanería de Hogwarts se hizo más elaborada en el siglo XVIII (esta fue una rara ocasión de los magos copiando a los muggles, pues hasta entonces se aliviaban donde estuvieran y se libraban de las pruebas con el conjuro desvanecedor), la entrada a la Cámara se vio amenazada, ya que se encontraba en el lugar donde iba a instalarse uno de los baños. La presencia en la escuela en aquella época de un estudiante llamado Corvinus Gaunt (descendiente directo de Slytherin y antecesor de Tom Ryddle)*1* explica cómo la simple trampilla quedó protegida, para que así aquellos que supieran cómo pudieran acceder a la entrada a la Cámara incluso después de que acabara bajo la fontanería moderna.

Los rumores de que en las profundidades del castillo vivía un monstruo también prevalecieron durante siglos. Una vez más, esto se debía a que aquellos que podían oírlo y hablar con él no fueron siempre tan discretos como podrían haber sido: la familia Gaunt no podía resistirse a vacilar de sus conocimientos. Como nadie más podía oír a la criatura deslizándose bajo las tarimas, y después, por las tuberías, pocos les creían, y nadie hasta Ryddle se atrevió a desatar al monstruo por el castillo.

Sucesivos directores y directoras, por no mencionar un gran número de historiadores, investigaron el castillo en detalle a lo largo de los siglos, siempre concluyendo que la cámara era sólo un mito. La razón de su fracaso es simple: ninguno de ellos hablaba pársel.

*1* Gaunt era el apellido de soltera de la madre de Voldemort, así como el apellido de su abuelo y su tío, que sabía hablar pársel.

¿Qué os ha parecido? Este texto revela muchas de las incógnitas que rodean a la Cámara de los Secretos. ¡Nos vemos el mes que viene!

No hay comentarios:

Publicar un comentario