lunes, 11 de mayo de 2015

Capítulo 10: Halloween

Al menos en los primeros libros, el capítulo de Halloween ha sido siempre un punto de inflexión, una fecha en la que siempre pasa algo importante. En La cámara secreta es el día en que se sucede el primer ataque, en El prisionero de Azkaban es el día en el que Sirius se revela a los habitantes de Hogwarts, y en El cáliz de fuego es el día en que se eligen a los campeones del Torneo de los Tres Magos, con el consiguiente problema. Y no olvidemos que fue en Halloween cuando Voldemort mató a los padres de Harry.

En este libro no es algo tan tremendo, el misterio ya ha quedado planteado y en este capítulo sólo obtenemos otra pista más, que aparentemente relaciona a Snape con lo que haya en el pasillo prohibido (aunque en realidad es cosa de Quirrell, con Snape tratando de detenerle). No, lo importante es la unión de Hermione al dúo ya formado por Harry y Ron, forjando el conocido trío.

Pero me estoy adelantando. En la primera parte del capítulo avanzamos un poco más en la subtrama del quidditch: Harry recibe una Nimbus 2000 para que pueda entrar en el equipo (y consigue humillar a Draco gracias a ella; lo agradezco después de su trampa en el último capítulo), y aprende las bases del quidditch de manos de Wood. No puedo decir que me entusiasme el quidditch, pero Wood consigue hacer dinámica la explicación. Me hubiera gustado saber un poco más del capitán de Gryffindor (al fin y al cabo está en la misma clase que Percy, sería divertido verlos juntos).

Después de la lección tenemos un salto temporal hasta Halloween, día en el que los chicos de primero aprenden el conjuro de levitación en la clase de Encantamientos. Hermione, aunque no ha perdonado a Harry y Ron por la aventurilla del capítulo anterior, no puede resistirse a corregir a Ron cuando lo está haciendo mal. No pretende humillarle, pero no es raro que Ron y los otros compañeros se lo tomen de esa manera. Cuando Ron deja explícito que es su actitud de sabelotodo lo que impide que tenga amigos, Hermione se derrumba.

Aunque me gustaría decir que Ron es el primero en pensar en Hermione cuando está en peligro, en realidad es Harry quien lo recuerda, si bien no creo que se deba considerar como una señal de romance, son muy pequeños para eso. En su lugar, Harry se ha dado cuenta de que Hermione se siente rechazada, sentimiento con el que puede empatizar, y aunque se ha dejado distraer por el banquete de Halloween vuelve a acordarse de Hermione cuando lo necesita. No es que realmente le caiga bien, pero no va a dejar que alguien esté en peligro si puede hacer algo para evitarlo; esta característica es muy propia de Harry.

En cuanto a Hermione, me parece que no sólo le afecta que Harry y Ron hayan necesitado saltarse las normas para rescatarla, sino el hecho de que a la hora de la verdad todo el estudio que ella ha realizado no le haya servido. Hermione sabía mucho sobre los trols y podía usar más hechizos que sus compañeros de curso, pero de poco le sirve si se bloquea cuando los necesita. En cambio, Harry y Ron no dudan en actuar aun sin saber lo que están haciendo, y Ron hasta es capaz de usar el hechizo que en clase le costaba, bajo presión (en la película Harry le arenga y Hermione le recuerda los movimientos de varita, pero en el libro Ron actúa por iniciativa propia).

Creo que esta es la clave. Hermione se ha dado cuenta de que lo que le falta es valentía y arrojo, que es lo que Harry y Ron tienen, por eso se junta con ellos. Por su parte, Harry y Ron han visto la cara más amable de Hermione, dispuesta a dejar a un lado lo que creían que era más importante para ella por sus compañeros. Si Harry y Ron ya se complementan bien ahora, Hermione se complementa con ellos dos juntos, y así conforman el que será el trío protagonista.

Observaciones y curiosidades:
  • En cuanto a la etimología del hechizo Wingardium Leviosa, Wingardium está compuesto del verbo inglés wing (volar o planear), la palabra latina arduus (alto o elevado) y la terminación latina -ium. Leviosa viene del verbo latino levo (elevar o alzar). 
  • ¿Por qué no le pueden decir a Percy lo de Hermione? No creo que les hubiera ignorado, hubiera avisado a los profesores o habría hecho algo, pero por lo visto es mejor escabullirse a hurtadillas.
  • En el original Harry limpia su varita en los pantalones del trol, no en su piel (aunque creo que le va a hacer falta algo más que eso para dejarla limpia). 
  • En la traducción McGonagall dice que Harry y Ron derribaron a una montaña refiriéndose al trol metafóricamente, cuando debería decir que derribaron a un trol de montaña.
  • Snape debería tener la pierna herida por Fluffy, pero no aparece ninguna referencia a esto hasta el siguiente capítulo; en la película Harry lo nota inmediatamente después de lo del trol. 

2 comentarios:

  1. Es que si avisan a Percy adiós a la nueva alianza porque Hermione les hubiera estado agradecida pero no es lo mismo. Además, ¿si fueras un mago no preferirías intentarlo por tu cuenta? Tengo alma de kamikaze XD
    Y, sí, qué bien me sentó ese golpe al ego de Draco.
    ¡Un saludoo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola de nuevo!
      Te he nominado al book-tag Control remoto: http://labibliotecaderachel.blogspot.com.es/2015/05/book-tag-control-remoto.html

      Eliminar